Restauración y cuidado de muñecas antiguas.
Historias de vínculos con su muñeca, narrada por sus dueñas o por las hijas...
Patrimonio nacional y global

jueves, 30 de diciembre de 2010

El torso


 El mayor daño se observa en el cuerpo de la muñeca.
Presenta tres focos de atención: el cuello, agrandado significativamente; el hombro roto y la entrepierna...






Comenzamos con una observación detenida del trabajo que hay que realizar.


Acá vemos el cuello agrandado, hay que cerrarlo de modo tal que la cabeza encaje perfectamente. El material es cartón con una capa de enduído. Por ello lo vamos a rellenar con el mismo material respetando su naturaleza. 


El hombro es importante repararlo y reforzarlo ya que allí hacen fuerza los elásticos y los otros enganches que utilicemos paras sostener piernas y cabeza.

La entrepierna tiene dos problemas: por un lado está con faltante de materia que une el frente con la espalda y por otra parte los orificios están agrandados.
Debemos primero hacer un "puente" de base, y cuando esté seco recién comenzar a cerrar los orificios. De guía nos va a servir la propia curvatura existente, siguiéndola nos va a dar la circunferencia exacta, pero si dudamos tenemos las piernas que deben encastrar que también nos permitirá evaluar el tamaño real del orificio para que la pierna encastre perfecta y permita a la muñeca pararse correctamente.



Ponemos cola en un recipiente (yo uso descartables así no tengo que lavarlos al final, este es un frasco de edulcorante....) y cortamos servilletas de papel en trocitos.



Hacemos un puente entre las partes que queremos unir. con pincel grande y con bastante presión colocamos plasticola, tratando de hacer una sola mas entre el material de la muñeca (cartón) y el papel que nosotros colocamos. Así repetimos la operación con tres o cuatro capas. Es importante la presión, para que se transforme en una "masa".




No hay que asustarse. Es difícil al no tener sobre qué apoyar,  estamos trabajando en el aire. Pero lo importante es la abundancia de plasticola.
como es papel, cuando esté seco, mejoraremos el formato. Siempre hay tiempo, aunque muchos le llamen hospital de muñecos, no hay urgencias.


Acá el otro perfil se muestra más alentador....

El cuello debemos ir "forrándolo" con papel. Siempre adihiriendo el papel con plasticola y mucha presión. Esto ayuda a volver al material de base a su forma original. Es decir que a medida que agregamos material de alguna forma "modelamos" el cuello.

 Como se puede apreciar está abierto hacia afuera y hay que darle forma.




La presión hace que el material se compacte y forme una masa única que vamos a terminar de darle forma con los dedos. Aún falta cerrar un poco más, pero no se puede saber cuento hasta que no probemos la cabeza y si lo hacemos ahora solo vamos a deteriorar el trabajo realizado, así que paciencia y a esperar a que se seque....
En este mismo proceso, ya comenzamos a restaurar el hombro.
Este proceso lleva tiempo, ya que con el pincel hay que ir trabajando para reconstituir el material de base y agregar material.

No hay comentarios:

Publicar un comentario